Ubicado en el corazón de un bosque en la Bretaña francesa, este remanso de paz responde al sueño de sostenibilidad y bienestar de Yves Rocher, el fundador de la marca de cosmética vegetal. Un lugar para regenerarse al ritmo de la naturaleza. Por Raquel Peláez

«Encontrar la esencia misma del bienestar». Ese es el compromiso de este ecohotel spa, que da la bienvenida a sus huéspedes camuflado entre bosques y colinas, junto al pueblo bretón de La Gacilly. Diez hectáreas salpicadas de flores, árboles y un huerto con lo más selecto de la tierra convierten este lugar en una cuna vegetal para darse un respiro lejos de la civilización.

Las habitaciones están recubiertas con tejados vegetales

El hotel fue inaugurado en 2009 bajo la batuta de Jacques Rocher, el hijo del empresario cosmético francés, que cumplía así el sueño de su padre de crear un lugar para la relajación en sintonía con la naturaleza en el pueblo bretón que lo vio nacer. Para su construcción, Rocher contó con la supervisión de un geobiólogo especialista en feng-shui, que determinó la orientación suroeste del hotel e ideó una arquitectura integrada en el paisaje.

El spa cuenta con una piscina infinity con vistas sobre el valle de Aff

Especialistas en eficacia energética y preservación de la biodiversidad completaron la tarea. ¿El resultado? Un total de 29 habitaciones orientadas para captar la luz del sol en verano y recubiertas con tejados ‘vegetalizados’ que se mimetizan perfectamente con el medio natural, asegurando un aislamiento térmico y acústico ideal.

estilo de vida, ecohotel, gree des landes, yvez rocher, xlsemanal

Todos los materiales del hotel son ‘ecorresponsables’

En la planta de arriba, un edificio acristalado alberga una piscina panorámica con vistas a la pradera, un hammam tradicional y los espacios de tratamiento con productos cosméticos procedentes de la agricultura ecológica. Abajo, un espacio wellness con piscina abierta al campo y un gimnasio; y, unos pasos más allá, una cabaña spa, construida a cinco metros del suelo, entre las ramas de un ciprés, que en invierno se convierte en suite.

Sensaciones naturales

«Ecológico, local, sabroso, estético en el plato y asequible en precio». Gilles Gallès, el chef bretón del restaurante La Grée des Landes, asegura que es la naturaleza la que manda en su cocina y todos los productos (salvo el pescado, obviamente) proceden de un radio inferior a 50 kilómetros. Un pequeño huerto con frutas, verduras y plantas aromáticas le sirve de centinela para comprobar cómo va la producción en Bretaña y pedir a los productores locales solo lo que su vergel le confirma que ya está disponible.

estilo de vida, ecohotel, gree des landes, yvez rocher, xlsemanal

La cabaña se utiliza como spa en verano y suite en invierno

Y, para terminar la jornada, ¿qué tal un viaje multisensorial a través de un masaje con aceites elaborados con plantas de la región? Cada tratamiento que ofrece el spa orgánico de La Grée des Landes es un ritual que explora las propiedades activas de los vegetales para aportar respuestas a todo tipo de piel.

estilo de vida, ecohotel, gree des landes, yvez rocher, xlsemanal

Flores caléndula procedentes de la agricultura ‘bio’

Una clase de ‘aquarrelajación’ o aquascult en la piscina completa esta experiencia dedicada a recuperar la energía y la serenidad.

DÓNDE Y CÓMO

Dirección: Les Tablettes, Cournon. 56200 La Gacilly. Tlf. 33 (0) 299 085 050. www.lagreedeslandes.com
Cierra: Nunca
Tarjetas: Todas
Precios. Habitación doble, desde 115 euros por noche. Suite, desde 165. Cabaña del árbol, desde 265. Una escapada que incluye una noche bufé bio y actividad wellness, desde 191 euros.

UN LUGAR PARA…

Visitar

El pueblo de La Gacilly merece una excursión para recorrer sus casas antiguas y sus calles llenas de artesanos cuyos talleres se escalonan por la bajada hacia el río Aff.

Fotografiar

El Festival de Fotografía de La Gacilly, que se celebra de junio a septiembre, llena el pueblo de grandes imágenes que cuelgan de las fachadas y lo convierten en una galería al aire libre.

Observar

El Jardín Botánico de Yves Rocher, ubicado a las afueras, cuenta con más de mil especies que convierten a este lugar en un observatorio vegetal. Visita libre y gratuita.

Pasear

El hotel ofrece la posibilidad de practicar yoguiwalkie, una actividad que combina yoga y paseo al aire libre por los alrededores.