Tortilla de bacalao

Una receta de Martín Berasategui para hacer un plato principal de tortilla de bacalao

Tiempo de preparación: 90 minutos
Ingredientes para 4 personas

Ingredientes

  • 5 cebolletas
  • 4 guindillas frescas
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 350 g de bacalao salado desmigado y remojado durante 48 horas en agua
  • 7 huevos grandes
  • sal

PASO A PASO

1. Con la ayuda de un cuchillo bien afilado cortamos las cebolletas en tiras bien finas.
Mientras, echamos en una sartén antiadherente las guindillas enteras y se refríen en aceite de oliva, para que resulte bien picante.

Colamos ese aceite sobre todas las cebolletas puestas en una cazuela y las arrimamos a fuego medio con una buena pizca de sal, para que vayan sofriéndose y se pochen durante un buen rato. Esta cebolleta es una de las claves de la tortilla, así que debe quedar bien pochada y rubia, necesitaremos al menos 50 minutos de fuego.

2. Una vez que tenemos la cebolleta bien sofrita, añadimos el bacalao desmigado bien escurrido de agua, para que no suelte humedad, y dejamos que se rehogue unos minutos con la cebolleta para que se entremezclen bien los sabores. Si vemos que el bacalao suelta agua no es problema, basta con menear el sofrito y dejar que el jugo se evapore, para conseguir que la base de la tortilla quede bien cocinada y luego la tortilla no suelte líquido. Se rectifica la sazón.

3. Batimos los huevos sin mucho interés. Es mejor dejarlos un poco gruesos que no hacerlo en exceso.

Los sazonamos ligeramente. Mezclamos el sofrito y los huevos y probamos la mezcla para rectificar la sazón si fuera necesario.

4. Arrimamos una sartén a fuego medio con una pizca de aceite de oliva y cuajamos la sartén vuelta y vuelta, dejando que quede bien jugosa en su interior. ¡Lista!

Os aseguramos que no va a durar la tortilla de bacalao en la mesa ni cinco minutos. Bon Appétit!